Intervención Psicologica en Pacientes con Cáncer

Enfermar supone enfrentarse a un mundo hasta entonces desconocido y negado.

El cáncer es entendido como una enfermedad crónica que atenta contra la integridad física y psicológica de quienes la padecen; socialmente representada como sinónimo de muerte, trae aparejada dolor, temor, desesperanza, incapacidad, y una distorción inmediata de las actividades cotidianas lo que conlleva a un deterioro significativo de la calidad de vida. La evaluación de la calidad de vida en estos pacientes permite conocer el impacto de la enfermedad y de sus tratamientos (efectos secundarios), los procesos de evolución y adaptación a la enfermedad, así como la calidad del vínculo médico – paciente y aquellos aspectos relacionados con la rehabilitación .

El impacto emocional tras el diagnóstico de la enfermedad genera incertidumbre respecto a la impredictibilidad de los acontecimientos y a la falta de información, emociones negativas (miedo, ansiedad y depresión entre otras), pérdida de control, y la distorción inmediata de las actividades cotidianas (personal, familiar, social, laboral y sexual). La tarea del psicólogo está orientada a:

  • Reducir la ansiedad, depresión y reacciones emocionales “desadaptativas”;
  • Promover un sentido de control personal y participación activa;
  • Dotar al paciente de estrategias para hacer frente al estrés y facilitar la relación familiar .

En el caso de pacientes en fase terminal es primordial atender a las necesidades del paciente (espirituales y emocionales), permitiéndole entre otras cosas expresar emociones y cerrar su ciclo de vida. También es vital la intervención con los familiares en el proceso de duelo.

LÍNEAS DE INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA
 

INTERVENCIONES PREVENTIVAS:

Con ello nos referimos a la incorporación de conductas y acciones adecuadas de salud, que impliquen además de la transmisión de información y conocimientos, los principios de aprendizaje cognoscitivos, de aprendizaje social y la comunicación.

INFORMACIÓN ADECUADA AL PACIENTE:

Una línea importante de abordaje con pacientes que padecen cáncer es brindar la información que solicitan, respecto a una mejor calidad de vida teniendo en cuenta el contenido de la misma, el tipo de información y el momento en el que vamos a darla, tanto al paciente como a sus familiares. Si hay algún tipo de información que no podemos ofrecerla porque no es de nuestra competencia ayudaremos al paciente a encontrarla poniéndole en contacto con el personal adecuado para administrarla.

PREPARACIÓN PARA LA HOSPITALIZACIÓN Y TRATAMIENTOS:

La hospitalización y los consecuentes tratamientos a los que debe ser sometido el paciente con cáncer, favorecen la aparición de reacciones emocionales (ansiedad, depresión, miedos, sintomatología psicopatológica). La tarea aquí es controlar y reducir aquellas reacciones en pos de favorecer estrategias de afrontamiento ante la hospitalización y los tratamientos.

INTERVENCIÓN TRAS EL DIAGNÓSTICO DE CÁNCER:

El impacto emocional tras el diagnóstico de la enfermedad genera incertidumbre respecto a la impredictibilidad de los acontecimientos y a la falta de información, emociones negativas (miedo, ansiedad y depresión entre otras), pérdida de control, y la disrupción inmediata de las actividades cotidianas (personal, familiar, social, laboral y sexual). La tarea del psicólogo está orientada a:

  • Reducir la ansiedad, depresión y reacciones emocionales “desadaptativas“;
  • Promover un sentido de control personal y participación activa;
  • Dotar al paciente de estrategias para hacer frente al estrés y facilitar la relación familiar;

INTERVENCION EN LA FAMILIA

La familia junto al paciente, ocupa un lugar muy importante en la intervención psicológica; ya que es quien provee los cuidados y también los recibe.

La enfermedad ocasiona un gran impacto y diversos cambios en la familia que inevitablemente repercute de un modo u otro sobre el paciente.

Es necesario que existan espacios para la atención, información, soporte y terapéutica de la familia. La explicación de los cuidados a seguir , para una mejor calidad de vida del paciente, disminuye la ansiedad de ésta y logra el soporte mutuo, ya que la persona que cuida o acompaña al paciente, está sometida a un estrés muy fuerte, por lo que una terapia para reducir el estrés y ansiedad son de vital importancia.

AMBITOS DE EVALUACIÓN EN PACIENTES CON CÁNCER
 

Evaluación del funcionamiento psicológico

  1. Estrategias de afrontamiento frente a la enfermedad
  2. Características personales
  3. Apoyo social
  4. Sintomatología psicopatológica (ansiedad,depresión,miedos, distorsiones cognitivas, etc)

Sintomatología psicológica asociada al diagnóstico y evolución de la enfermedad

  1. Ansiedad, depresión, agresividad
  2. Miedo efectos de los tratamientos, a la posible recidiva de la enfermedad y a la muerte
  3. Autoestima, confianza
  4. Imagen corporal
  5. Problemas sexuales
  6. Situación laboral
  7. Adaptación a la enfermedad

Licenciada Ana Ruth Coto Calvo
Psicóloga.
Código #4100

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.